El trencadís


Antoni Gaudí
Toda obra de arte debe ser seductora y si por ser demasiado original se pierde la cualidad de la seducción, ya no hay obra de arte.

Antoni Gaudí


El trencadís es un tipo de aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos o azulejos, unidos con mortero o argamasa. El término proviene de la lengua catalana, traduciéndose aproximadamente como “troceado” o “picadillo”.

Esta técnica nace a finales del siglo XIX en Barcelona, España. En un período de apogeo modernista en la arquitectura catalana, fue el oriundo de Terragona, Antoni Gaudí (1852 – 1926) quien la aplicó por primera vez y popularizó.

Aunque los primeros mosaicos decorativos (o teselas) datan de la antigüedad, con orígenes en Turquía y muestras posteriores en Grecia y Roma, los orígenes del trencadís como tal se remontan a una anécdota de la vida de Gaudí, que cuenta haber visitado el taller de su colega Lluís Brú y, al ver la baja velocidad a la que colocaban baldosas, tomó una y una maceta, con la cual destruyó la baldosa, dejando pequeños fragmentos de cerámico — luego dijo “A puñados se tienen que poner, si no, no acabaremos nunca.” Los trozos de cerámica luego se aplicaron de esa manera, lo cual inspiró el uso de esta nueva técnica, que luego sería pulida y perfeccionada con los años.

Se considera como primera aplicación pública del trencadís al llamador de la entrada de la finca Güell, parte de los Pabellones Güell, edificados por Gaudí entre 1884 y 1887. De los Pabellones se desprende una de las mayores obras del modernismo catalán, el Parque Güell (Parc Güell en catalán), diseñado por Gaudí por encargo del empresario Eusebi Güell, construído entre 1900 y 1914 e inaugurado como parque público en 1926. Esta obra fue incorporada en 1984 a la Lista del Patrimonio de la Humanidad “Obras de Antoni Gaudí” por Unesco. De sus 17.18 hectáreas de extensión, gran parte de las superficies están cubiertas por trencadís, cuyos diseños y colores se integran con la naturaleza que rodea al Parque, evitando a toda costa los ángulos rectos, incluyendo las columnas, que se encuentran inclinadas al igual que las palmeras que predominan en el ambiente. Cuando Gaudí tomó las riendas de este proyecto, la zona se encontraba deforestada (siendo incluso llamada por el nombre de “Montaña Pelada”), por lo que antes que nada mandó plantar vegetación, escogiendo las especies mediterráneas autóctonas que mejor se adaptarían al terreno, incluyendo pino, algarrobo, ciruelo, lavanda, savia, y como se mencionó, palmera. Los colores que predominan en la obra son el azul, el verde y el amarillo, que para Gaudí simbolizaban Fe, Esperanza y Caridad.

Weber y el trencadís

En Weber sabemos que esta técnica es muy fácil de poner en práctica para reciclar, decorar o poner en valor objetos o espacios. Especialmente es una técnica muy alegre y participativa, donde cada uno puede aportar su creatividad.

Hace falta un objeto o espacio a decorar, un diseño (puede ser propio o copiado), materiales varios para decoración y mezclas adhesivas y pastinas de color para colocar y llegar a una buena terminación.

Los objetos pueden ser desde muebles, bandejas, jarrones o paredes, tapas de luz, espejos, lo que uno quiera! El material de soporte (el objeto) preferentemente tiene que ser de un material noble, que tenga duración en el tiempo, puede ser cemento, fibrocemento, un material granítico, madera no blanda, etc… No se recomiendan plásticos, fórmicas o derivados del petróleo ya que no tienen buen envejecimiento y son en general muy flexibles.

Los materiales para decorar no tienen límites pero deben ser nobles también. Pueden ser cerámicas, vidrios, venecitas, azulejos, porcelanas, losas, platos, botones, carey, cirujeo de todo tipo.. metales no oxidables. Se puede jugar con los volúmenes pero hay que elegir el diseño si es plano o voluminoso según la función que vaya a tener el objeto o superficie. Si es decorativo se puede jugar con los volúmenes, si es una bandeja o una mesada mejor será que sea plano.

Para más información sobre los productos recomendados para esta técnica, visite la sección Productos Weber.